Ultimos consejos, avisos y novedades

martes, 2 de septiembre de 2014

Vestir el capazo: saco, cubrecoches... ¿qué le pongo?

La consulta más habitual de los futuros papás primerizos después de "¿Qué cochecito escojo?" suele ser "¿Y ahora qué le pongo?" Como el capazo es el que más dudas os crea aquí van algunos consejos y aclaraciones.

Cubrecoches: Se trata sólo de la parte de arriba, una "colcha" más para adornar que para abrigar, aunque los hay de invierno muy gorditos. Los finos son perfectos para el calor y además es lo más económico para darle un toque personal a nuestro cochecito.

Cubrecoches con saco: Al anterior se le une un saco interior unido mediante botones o broches. Este saco interior no suele tener dibujos ni adornos. Si hace calor llevamos sólo el cubrecoches y si hace más frío sacamos el kit completo. Eso sí, el precio es bastante más elevado.




















Sacos: Son como los de silla pero de la medida de capazo. Estampados, de colores vivos o pastel; los hay de todos los gustos. Están más enfocados al frío y te permite sacar al bebé con saco y todo del capazo de forma rápida y sencilla. Además son más económicos que los cubrecoches con saco. Muy recomendables para coches gemelares.



Sacos-toquilla: Son saquitos de lana, generalmente con cremallera central. Realmente son una variedad de los anteriores, pero sin aberturas para arneses. Su ventaja es que se secan rápidamente y que el bebé no se escurre cuando lo sacas del capazo con el saco.





¿Y si nos gusta nuestro cochecito tal como es? ¡No hay problema! Podemos usar mantitas, sábanas y toquillas y el bebé estará de lo más cómodo y abrigado. Basta pedirlas de medida de moisés o capazo.


No hay comentarios: