Ultimos consejos, avisos y novedades

jueves, 8 de septiembre de 2016

¡Viene el piraña! Mastitis Subaguda o subclínica

Esta entrada de blog va para todas las madres primerizas o no que tengan dolor horrible en los pezones como me pasó a mi, un dolor que se puede definir como 100.000 agujas clavándose al chupar nuestro querido bebé de los mismos.

Llegué incluso a llorar de dolor, no sabía dónde meterme cuando el bebé tenía hambre. "¡Ah! ¡ahí viene el Piraña!" Esto lo entenderéis las que lo padecéis.

Os cuento mi historia.

Una servidora tiene los pezones invertidos, y ya de por sí me costó mucho poder dar el pecho. El bebé no cogía ni a tiros, el pobrecito no lo encontraba, y ya se acercaban las fatídicas 48 horas de la subida de la leche cuando finalmente conseguí que gracias a las pezoneras de AVENT el pequeñín me cogiera leche. Lo justo nos dejaron salir de la clínica porque había bajado el pequeñín bastante peso. Ya desde casi al principio empezaba a tener dolores en los pezones.

Lo primero que me dijeron fue que el dolor podía ser de fisuras en los pezones. Resultó que no eran fisuras, por lo que esa opción se descartó.

A los 20 días (el bebé nació el 2 de julio) conseguí quitarle la pezonera al peke, ya cogía directamente del pezón, una guerra ganada por lo menos. Costó unos cuantos berrinches por su parte pero no me amedrenté. ¡Madres al poder!

El dolor seguía y me comentaron que podía ser la posición del bebé. Probé todas las opciones posibles de posiciones y aquello seguía doliendo horrores, y el piraña se iba haciendo grande. A todo esto ya llevaba 1 mes sufriendo en cada toma.

Me apunté a clases de lactancia en el centro de atención a la mujer Andraize de Pamplona, por si algo se me había escapado y... ¡GRACIAS AL CIELO! y eso que muy creyente no soy, la matrona que impartía aquella clase en cuestión me hizo ver la luz. Ella vio la forma de coger el pecho de mi bebé y aquello, salvo algún pequeño apunte, estaba bien. Por lo que me dijo que según los síntomas que yo le contaba, estaba casi segura de que podía ser MASTITIS SUBAGUDA. Incluso me dijo lo que debía tomar, cómo y dónde comprarlo. El PROBIÓTICO  LACTOBACILUS SALIVARIUS los que precisamente en España no se pueden comprar y hay que pedirlo a Alemania. Las imágenes de esta entrada de Blog corresponden a la caja de los mismos. Yo la tengo en casa. :D

Antes de pedirlo por si acaso fui a la ginecóloga de la clínica y le comenté de nuevo mi caso. Resulta que el pequeñín encima tenía el síndrome de Muguet, por lo que me dijo que lo que yo tenía eran hongos, y que me trataría para ello. Yo ya había ido aprendida, me había leído varios blogs de medicina en donde se especificaba que la mastitis subaguda o subclínica se solía tratar con antihongos erróneamente y que lo mejor era hacer un cultivo de leche materna. (Esto lo leí en el blog de https://pediatradecabecera.com/tag/mastitis-subaguda/ ) Me insistió en que no podía tener bacterias, que eso era con la mastitis normal, no con la subaguda. estaba reticente a realizar la prueba de la leche, yo insistí y a regañadientes me la hizo.

Una semana más tarde... SORPRESA, tenía 2 bacterias, entre ellas la SALIVARIUS y me animé a pedir los PROBIÓTICOS. Imaginaros que la doctora estaba majísima el día que me dio los resultados. Todo sea decir que he cambiado de ginecóloga.

Tal y como me recomendaron pedí las 3 cajas de probióticos en la página http://www.windeln.de/aptamil-profutura-mama-probiotikum.html y en 4 días me llegaron a casa. Fueron muy serios en todas las gestiones y la verdad que recomiendo esa página al 100%

La forma de tomarlos fue la que me dijo la matrona:

2 semanas 1 comprimido cada 8 horas
1 semana 1 comprimido cada 12 horas
1 semana 1 comprimido al día

La verdad es que en vez de comprimidos son sobres y los tienes que diluir en agua.

Me acabo de terminar la segunda caja, me falta la tercera, y puedo asegurar que por fin disfruto de la lactancia. Ya no es un piraña el que viene, sino mi querido bebé, del que puedo disfrutar al 100%

Espero que esta información os haya venido bien a las que como yo lo sufrí lo estáis sufriendo en este momento.

Nota: Puedo decir también que el Probiótico LACTANZA de comercialización en España también lo probé, pero casi no me hizo efecto.





No hay comentarios: